b a d r ,

Analizamos el nuevo logotipo de Microsoft

 

Hace unos días se hacía la presentación del nuevo logo de Microsoft en el blog oficial de la compañía. El anuncio del cambio de logo, que llevaba sin ser modificado desde hace 25 años, tiene lugar siguiendo la línea de renovación en la que se está moviendo la compañía desde hace unos meses.

Jeff Hansen, jefe de la estrategia de branding de Microsoft, explicaba que una de sus novedades es la clara división entre logotipo y símbolo (que antes era inexistente).

microsoft

Para crear el símbolo se ha buscado trasladar la estética de sus productos directamente a la imagen de marca.  ¿Los cuadrados no os recuerdan a la interfaz de algunos de sus productos, sobre todo de los Windows Phone o Windows 8? Pues es eso exactamente lo que se buscaba.

 

Además, cada uno de ellos hace referencia a un producto distinto: un cuadrado azul para recordarnos a Windows, el verde a Xbox, el rojo a Microsoft Office y el amarillo a Bing; los cuatro pilares actuales de la compañía en cuanto a productos. En el siguiente vídeo lo explican de manera visual:

 

 

En la otra cara de la moneda, hay quien dice que el símbolo no es tan novedoso como se pretende anunciar. La razón se encuentra en que los spots utilizados para anunciar Windows 95  se basaban en un concepto que utilizaba los colores y los cuadrados de forma muy similar (ah, bienvenidos al maravilloso mundo del autoplagio). Aquí lo tenéis:

 

 

Para la parte del logotipo en sí, formado únicamente por texto, se ha utilizado la fuente Segoe, que ya estaba siendo usada por Microsoft en la mayoría de sus productos, además de ser en la actualidad la fuente de sus comunicados oficiales. Una fuente quizás demasiado genérica, pero simple y muy limpia, lo que facilita enormemente la lectura.

 

Es esta sencillez la que está haciendo que, en general, el logo haya tenido un buen recibimiento en cuanto a críticas. Y es esta misma sencillez la que ha llevado a algunos otros a tachar el logo de ser demasiado estático. Estos últimos destacan además que el logo, al ser tan extremadamente simple, no tiene posibilidad de destacar en soportes que solo permitan escala de grises; o que es poco armonioso (el símbolo, demasiado anguloso, no encaja con la tipografía de aspecto redondeado).

 

Todavía es pronto para poder sentenciar si el cambio ha sido para bien o para mal, pero podemos empezar a hacer una porra. ¿Vosotros por qué apostáis?

 

 


Publicado por Dani Vaca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR